viernes, 2 de diciembre de 2011

¡Llegó la Navidad! Tiempo de esperanza... Tiempo de prudencia!


Cada año la navidad se convierte en periodo muy comercial, los fabricantes nos saturan de campañas comerciales a través de los medios de comunicación, impulsándonos a comprar cosas que no necesitamos.

Por eso es importante que tengamos presente que la navidad es tiempo de recogimiento familiar, tiempo de reflexión, de ver dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. La navidad es tiempo de poner nuestras metas en orden, de pasar más tiempos con nuestras familias y ayudar a los que nos necesiten. La navidad es tiempo de proteger, de ahorrar, de salvar, de vivir…

No nos confundamos, ni nos frustremos buscándole un fundamento material a la navidad, ya que ese no es el sentido de esta época tan especial.


No hay comentarios: